Zona arcade vintage en Videogame Party Sevilla

¿Quién no se acuerda de la época dorada de los 80 y 90 donde nos vaciábamos los bolsillos para jugar al Donkey Kong, Street Fighter o Pong? La época de los recreativos o salones de videojuegos entró hace tiempo en decadencia debido a Internet, el desarrollo de las nuevas tecnologías y la aparición de nuevas consolas que dejaron a un lado las máquinas arcade.

Aquellas tardes al salir del colegio quedaron atrás en nuestra memoria donde acudíamos a los recreativos con los amigos con un puñado de monedas de 5 duros y nuestra única misión era convertirnos en un auténtico come-cocos para perseguir todos los puntos pequeños en el videojuego de Pac-Man o salvar a Pauline de las temidas garras del gorila Donkey Kong.

Probablemente ya es difícil encontrar alguna máquina arcade en alguna cafetería o salón de videojuegos. Incluso los más manitas se atreverían a construir su propia máquina con varios paneles de madera y un ordenador en el interior.

5 videojuegos arcade que marcaron tendencia

Los que nos dejábamos las monedas en las máquinas arcade todavía recordamos los buenos momentos que pasábamos jugando con los amigos sin tener noción del tiempo. Y, más aún: todavía nos acordamos de los videojuegos que marcaron historia. ¿Estáis preparado para abrir el baúl de los recuerdos? ¡Comencemos!

  1. Street Fighter II: el mundo tembló a principios de los 90 con la aparición de este videojuego compuesto por 8 personajes, un escenario y tres jefes finales. La banda sonora de este videojuego hacía que cogiéramos los mandos de la máquina con más fuerza para destruir a nuestro adversario. Los combates eran una auténtica puesta en escena, los gráficos de Street Fighter II no tenían nada que envidiar a los de ahora y la cantidad de posibilidades que ofrecían los botones del juego (puño débil, puño medio, puño fuerte, patada débil, media y fuerte) dejaban a más de uno horas y horas delante de esta máquina.
  2. Tetris: a día de hoy han surgido diferentes versiones de este mítico videojuego que consistía en encajar piezas de un rompecabezas para ir obteniendo puntos. A medida que conseguíamos encajar más piezas pasábamos de nivel y nuestro ritmo cardíaco se aceleraba cada vez más debido a la rapidez con la que había que jugar.
  3. Pac-man: su creador dio vida a este videojuego a partir de un trozo de pizza que se comió y se le encendió la bombilla al ver la forma resultante. En ese momento nació Pac-man. La finalidad de este videojuego, conocido como “comecocos”, era comer todos los puntos blancos y algunas frutas u otros objetos que encontrábamos por el camino para obtener la mayor puntuación y salvarnos de los temibles 4 fantasmas que estaban a nuestro acecho.
  4. Donkey Kong: fue un videojuego muy sencillo que resultó gran furor en los años 80 y 90. En él, Mario debía rescatar a Pauline de las garras del gorila Donkey Kong. A través de 4 zonas, Mario debe ir superando obstáculos y esquivar diferentes objetos (barriles, bolas de fuego…) para llegar a la meta que es Pauline.
  5. Outrun: la velocidad en los juegos de carreras de coche viene marcada por este videojuego. El objetivo era conseguir pasar los 5 niveles antes de que se acabara el tiempo. La habilidad y la velocidad eran las únicas armas que podíamos usar en este Outrun, que llegó a dejar a más de uno sin un duro en los bolsillos.

¿Os ha picado el gusanillo? Os adelantamos que contaremos con 20 máquinas vintage en la II edición de Videogame Party Sevilla y podréis jugar…¡Gratis!